Houston Rockets gana el partido más reñido de la serie.

23.05.2018

La defensa de los cohetes tenía completamente fuera de juego a su adversario defensivamente y ofensivamente llevándolos a adoptar un estilo de juego poco funcional  y muy diferente al que le  permite tener tantas victorias, pero esto sólo hasta el tercer cuarto que por costumbre todos notan que es el período donde realmente son más fuertes Golden State Warriors.

Stephen Curry activó los motores de este conjunto con varios canastos desde la periferia que le colocaron en juego cuando parecía que no podían reponerse no por la diferencia de puntos sino por lo desenfocados que estaban, jugando individualmente  sin rotar el balón, así abriendo el margen de cometer más errores. 

Por esto volvieron a perder el control que habían recuperado con tanto esfuerzo.

Este gran partido cerrado hasta el ultimo segundo, ambos equipos no querían ceder en el ultimo tiempo pasó fue el más reñido. Este juego finalizo con el marcador 95-92 a favor de Houston Rockets que ahora iguala la serie 2-2.

El porcentaje de esta dos equipos los Rockets tiraron para un 39%, desde la periferia 31.6%, capturaron 41 rebotes y perdieron 13 balones versus los Warriors  tirando para un 39.3% en cambio desde la linea de tres puntos 33.3%,  16 pérdidas de balones y capturaron 49 rebotes.

Sólo debemos mirar como quedó la pizarra al terminar el choque de dos de los conjuntos que más anotan en la liga desde todos los ángulos de la cancha, sinónimo de que se dio muy físico.