PIROGRAFIA

12.02.2017


Su nombre viene del griego piros= fuego y graphos= escritura. Es una técnica muy antigua data desde la prehistoria y ha sido practicada por muchas civilizaciones tanto en Asia, Europa y África aunque hay versiones que dicen que tuvo sus orígenes en Europa.

Consiste en dibujar con un pirograbador en superficies diversas desde madera, vidrio, cuero, cartón, porcelana o cualquier otro material o soporte.

El pirograbador transforma la energía eléctrica en calor, funciona como si fuera un lápiz el cual viene con diferentes extensiones (puntas) de latón o cobre que cuando tienen la temperatura adecuada permite quemar la superficie, cada una de estas puntas da un efecto o terminación diferente; el mecanismo de esta herramienta es muy parecido a un soldador de estaño ademas de que tienen una forma similar para que vallan teniendo mas o menos una idea.

En esta técnica lo primero es calcar o trazar el diseño en la superficie que se va a trabajar. Al igual que en el dibujo a lápiz, grafito o cualquier otra de las técnicas afines, permite por medio de líneas o esfumado obtener resultados de claroscuro, sombras, volúmenes y texturas. Por lo tanto se debe tener nociones de dibujo artístico y vale mencionar que esta técnica de arte es inalterable, luego de ser realizada no permite ser corregida. "rectificaciones".

El resultado dependerá tanto del dominio que tengamos del pirógrafo como de las técnicas de dibujo que son muy parecidas. Los efectos de luz y sombra que son muy importantes a la hora de proyectar realismo. Ya que esta técnica se basa esencialmente en el esfumado y trazos o líneas, el grosor de la línea o trazo puede expresar de profundidad o cercanía o cualquier otra dimensión del dibujo.