Verdadero sentido e importancia de la vida

07.02.2018

Alejandro Magno en su lecho de muerte hizo que reunieran a sus militares de más alto rango para pedir que le concedieran tres deseos finales: El primero de sus deseo era que los mejores médicos de ese tiempo llevaran su ataúd sobre los hombros.

El segundo deseo consistía en que toda su fortuna adquirida en invasiones de tierras conquistadas fuera disgregado por todo el paso hasta el lugar donde descansaría su cadáver finalmente.

Su tercero y ultimo deseo seria que las manos quedaran fuera del féretro de forma que la brisa pudiera mecerlas y quedaran visibles para todos.

Para uno de sus generales le pareció curioso que Alejandro en estado agónico hiciera estas raras peticiones por lo tanto se atrevió a preguntarle el por que de esto.

Alejandro Magno le respondió lo siguiente:

Deseo que los mas prestigiosos galenos lleven a cuestas mi ataúd para evidenciar que no tienen facultad frente a la muerte de curarnos.

Deseo que mis tesoros recubran la tierra para que todos puedan mirar que las cosas materiales, nuestras riquezas o tierras conquistadas, se quedaran aquí.

Deseo que la brisa mueva mis manos fuera de mi ataúd para que cada uno mire como llegamos al mundo con ellas vacías y cuando morimos nos vamos con ellas vacías, cuando se nos agota el mas preciado tesoro "el tiempo".